Un punto de fuga, en un sistema de proyección cónica, es el lugar geométrico en el cual las proyecciones de las rectas paralelas a una dirección dada en el espacio, no paralelas al plano de proyección, convergen. Es un punto impropio, situado en el infinito. Existen tantos puntos de fuga como direcciones en el espacio. Un punto de fuga correspondiente a una dirección dada en el espacio queda definido mediante la intersección entre el plano de proyección y un rayo con dicha dirección trazado desde el origen (o punto de vista).

Un ejemplo intuitivo de punto de fuga es el lugar donde “veríamos confluir” los dos rieles de una vía rectilínea de tren dispuesta sobre un terreno plano infinito.

 

Un punto de fuga central.
Vista frontal.

Dos puntos de fuga.
Vista oblicua.

Tres puntos de fuga.
Vista aérea.

 

 

Articulos relacionados